Viajes Trekking Aventura: VIAJES A MADAGASCAR

Viajes a Buthan - Guía de Viaje a Bután con Trekking y Aventura

Viajes a Bután y Recomendaciones

 

 

 

Guia de Viaje a Buthan.

BUTÁN. La tierra del dragón.


Este pequeño país es casi enteramente montañoso y con una superficie de 40 994 km², similar a la de Suiza, se extiende en la vertiente sur de la cordillera del Himalaya desde las máximas alturas en la frontera con China. El pico más alto es el de Gangkhar Puensum (7.570 m). Mapa de Viaje a Buthan - Viajes Trekking y AventuraDesciende abruptamente hasta la planicie de Duars, en la frontera sur con la India. Los ríos, ninguno de los cuales es navegable, son todos tributarios del río Brahmaputra. El clima en la zona sur es subtropical con grandes precipitaciones, en los valles el clima es más templado aun con calurosos veranos y fríos inviernos y en las montañas tienen veranos frescos e inviernos glaciares. Las precipitaciones disminuyen con la altura y hacia el este. A parte de la capital de Thimbu otras ciudades son Paro y Punakha antigua capital invernal (fue la capital hasta 1955). El Himalaya domina el norte del país donde muchos picos superan los 7.000 m. Siglos de aislamiento económico, escasa población y una inaccesible geografía han conducido a que el país tenga uno de los ecosistemas más intactos del mundo. Cerca de 550 tipos de plantas se pueden encontrar, incluidas 300 medicinales. El 65 % de la superficie está cubierta de bosques.

 

Cerca de 165 especies de animales existen, incluyendo especies muy raras y en peligro de extinción Bandera país Bután - Viajes Trekking y Aventura como el panda rojo, leopardo de las nieves y el langur dorado; alberga importantes poblaciones de takín (Budorcas taxicolor) que es su animal nacional. En el año 2000 algo más del 20% de la superficie estaba protegida. Los espacios protegidos más importantes son: Jigme Dorji que comprende casi toda el área fronteriza con China, el parque nacional Raga, la montaña Negra, Thumsing La y Royal Manas en Bután, que significa "Tierra del Dragón de Trueno", toma su nombre de las violentas tormentas que se producen en el Himalaya.


VIAJES A BUTHÁN 2016

-. Viaje a Buthán. Salida cualquier día del año y varias fechas en grupo. Entrada por Delhi y posibilidad de hacer una extensión en India.
+ INFORMACION SOBRE EL VIAJE A BUTÁN.

-.Viaje a Buthán. Salida especial desde Madrid el 7 de Agosto vía Kathmandú.
+ INFORMACION SOBRE EL VIAJE A BUTÁN.

HISTORIA DE BUTHAN

El nombre Bután, se cree se deriva de la palabra del idioma sánscrito Bhu-Uttan que significa 'Tierras Altas', actualmente es conocido a veces como el último "Shangri-La".
Su nombre procede del término Bhotana, de origen indio, con el que se conocían antiguamente a todas las regiones habitadas por gente de etnia tibetana. Hallazgos arqueológicos tales como estructuras en piedra, armas, restos de elefantes sugieren que los valles montañosos de Bután han sido habitados por varios miles de años, sin embargo no existen registros históricos de los tiempos a los que corresponden los hallazgos o muchos de los documentos se han perdido tras el incendio que arrasó a la antigua capital Punakha, en 1827.


Los butaneses están emparentados con los tibetanos del norte, compartiendo tesoros físicos, lingüísticos y culturales, que señalan que en alguna época desconocida del pasado, una migración significante de tibetanos llegó por los pasos de los Himalayas para establecer la base de la actual población. En el siglo VIII, el gurú indio Padmasambhava (o Guru Rinpoche) llegó a Bután trayendo el budismo y estableciendo un número de templos y monasterios, incluyendo el famoso monasterio Taktshang construido en lo alto de un risco sobre el valle Paro y Kurjey Lhakhang en Bumthang. Hasta los primeros años del 1600, Bután existía como un parche de feudos guerreros menores hasta que fue unificado por el lama y líder militar tibetano Shabdrung Ngawang Namgyal, así una teocracia budista se instaló a partir del s. XVII.


Escapando de enemigos políticos en el Tíbet, llegó a Bután en 1616 e inició un programa de fortificación y consolidación militar, supervisando la construcción de impresionantes dzongs o fortalezas tal como Simtokha Dzong, la cual protege la entrada al valle de Timpu. Un líder perspicaz, usó símbolos culturales así como también la fuerza militar para establecer una identidad nacional butanesa. Tras su muerte, luchas internas y una guerra civil erosionaron el poder del Shabdrung por los siguientes 200 años cuando en 1885, Ugyen Wangchuck pudo consolidar el poder y cultivó lazos cercanos con los británicos en la India. El Shabdrung estableció también que el sistema dual de gobierno por el cual, el control del país fue compartido entre un líder espiritual (el Je Khempo) y un líder administrativo (el Desi Druk), una política que existe de forma modificada hasta hoy. Aunque sujeta a las periódicas invasiones tibetanas del norte, Bután ha retenido autonomía continua desde su fundación por el Shabdrung.


En los primeros años del 1700, los butaneses invadieron el reino de Cooch Behar al sur, (actualmente es una división administrativa del estado indio de Bengala Occidental) poniéndola bajo soberanía butanesa. En 1772, los Cooch Behari apelaron a la Compañía Británica de las Indias Orientales, quienes se unieron a los Behari para sacar a los butaneses y atacar a la misma Bután en 1774. Se concluyó un tratado de paz en que Bután se retiraría a sus fronteras de antes de 1730. Sin embargo, la paz no se mantuvo y los conflictos fronterizos con los británicos continuaron por los siguientes cien años, incluida la Guerra de Duars (1864-1865), luchada por el control de los Duar bengalíes. Los años entre 1870 y  1880 fueron marcados por la guerra civil entre los poderes centrales de los valles de Paro y Trongsa.


En 1885 Ugyen Wangchuck, el penlop (gobernador) de Trongsa, logró controlar el país y terminar con la guerra civil, ayudado por el apoyo de los británicos. Bajo la influencia británica se estableció una monarquía en 1907, la cual estableció a Wangchuck como gobernador absoluto de Bután. Tres años después, se firmó un tratado por el cual el país se convertía en protectorado británico. La independencia fue conseguida en 1949, con la India guiando los asuntos exteriores. Bajo la dirección del tercer rey de Bután, Jigme Dorji Wangchuck, Bután adoptó una política de exposición gradual al mundo exterior, logrando el reconocimiento de las Naciones Unidas como nación soberana en 1971.


Jigme Singye Wangchuck, fue el cuarto monarca del país, ascendió al trono en 1972 a los 17 años, a la muerte de su padre. Su coronación en junio de 1974 fue la ocasión para invitar a un selecto número de diplomáticos e invitados de todo el mundo al aislado reino, marcando el comienzo de la interacción regular con los visitantes foráneos. El cuarto rey mostró una gran habilidad en conducir a su país hacia la modernidad del siglo XXI preservando la distintiva cultural butanesa con sus raíces en el siglo XVII.
Sólo desde el 2008 existen elecciones democráticas.


POBLACIÓN BUTÁN

1.865.000 habitantes.

RELIGIÓN BUTHAN

La religión del estado es el budismo vajrayana, siendo la población predominantemente budista, seguidamente la otra religión más importante (y frecuente en las tierras bajas del sur) es el hinduismo.

DEMOGRAFÍA

La población se concentra sobre todo en los valles cultivables, en las zonas del sur, y en los pueblos y ciudades.
Los pueblos del país llamados en su totalidad bhutaneses pertenecen a la cultura tibetana, sobre todo están aún más relacionados los pobladores del oeste, que son los hegemónicos llamados buthia. Los pueblos del este se denominan Sharchops (orientales) el grupo occidental se llama Ngalop. Ambos pueblos practican el budismo tibetano pero en el oeste se sigue la escuela budista Drukpa Kagyu que es la oficial y en el este la Nygmapa El resto de la población se trata de originarios de Nepal, que son mayoritariamente Hindú (con una pequeña minoría musulmana) que habitan las regiones bajas del Sur, los Lhotschampa.


EL VALLE DE BHUTNTANG

La región de Bumthang, se sitúa a 188 kilómetros de Gantey. Con pendientes relativamente suaves, es el lugar ideal para hacer senderismo –las rutas por las zonas más altas duran varios días y discurren por encima de los 4.000 metros– y acercarse a la vida rural y a los santuarios de sus cuatro valles. Antiguamente era un enclave aislado y pobre, pero en la actualidad vive un periodo de prosperidad gracias a la introducción de nuevos cultivos y a una incipiente industria alimentaria. Tierra de pastoreo de corderos y yaks, Bumthang es hoy un destacado productor de patata, tubérculo que exporta a otros países asiáticos; también fabrica buenos quesos parecidos al gruyère, y elabora sidra, vino de manzana y aguardiente de melocotón. El recorrido por estos valles ofrece la oportunidad de probar la cocina butanesa, donde el chile y el arroz son omnipresentes, igual que la mantequilla y el queso fresco, básicos en los guisos elaborados a base de verduras y hortalizas. También abundan los santuarios y recintos monásticos. Cerca de Jakar, la principal localidad, se halla el monasterio de Karchu Dratsang, un centro de estudios budistas muy reputado por su rimpoche (lama). Sus pujas u ofrendas demuestran la sensibilidad religiosa de los butaneses. Esta dimensión espiritual es, junto al paisaje, el gran tesoro de Bután

EL DEPORTE NACIONAL

El deporte nacional es el tiro al blanco, en dos modalidades. Una con arco de fibra de carbono que obviamente traen del extranjero, especialmente de Alemania. Y otro con flechas lanzadas a mano y elaboradas artesanalmente. Este deporte se practica todos los días, pero hay competencias especiales cada año. En ambas modalidades la puntería es impresionante. Con arco de carbono, el blanco que es muy pequeño, se sitúa a 100 metros y en lanzamiento de flecha con la mano, a 50. Antes de iniciar la serie de lanzamientos y cuando logran un punto certero en toda la mitad del blanco hacen bailes y cantos. 

VACUNAS

Según el Ministerio de Asuntos Exteriores español, no se exige ninguna vacunación específica, aunque en ocasiones se requiere la vacuna contra la fiebre amarilla, si el turista ha visitado países de riesgo, y es conveniente tomar precauciones con la alimentación.

IDIOMA BUTÁN

El idioma nacional es el Dzongkha. El gobierno clasifica los 19 idiomas tibetanos relacionados como dialectos de Dzongkha. El Tshangla, íntimamente relacionado con Dzongkha es hablado en las zonas orientales. El Nepalí es hablado en el suroeste. El inglés también tiene el rango de lengua oficial.

CULTURA

Bután es uno de los países más aislados del mundo, hay muchas regiones del país en las que está restringido el turismo para mantener intacta la cultura local. En contraste Bután es un destino solo para viajes organizados. Bután posee una arquitectura típica propia que está representada por sus fortalezas llamadas Dzong. La tasa de alfabetismo es del 42,4 %. En 1999 llegó la televisión y desde 2004 está prohibida la venta de tabaco. Casi todas las fiestas, al ser de tradición budista o hindú se fijan por el calendario lunar o con el solar, por lo que no tienen correspondencia exacta con el calendario occidental.

ECONOMÍA

La economía del país es principalmente agrícola. Los principales cultivos son el arroz, el trigo, el maíz, las frutas y las hortalizas. En las zonas montañosas, los agricultores crían rebaños de ganado vacuno y yaks. El gobierno ha establecido planes de desarrollo para impulsar la explotación sostenible de los recursos del país, sobre todos los bosques y la minería. La industria se limita al procesado de alimentos, la artesanía y el textil, todo para consumo interno. Es importante la energía hidroeléctrica que es exportada a la India. La principal fuente de divisas proviene del turismo aunque se encuentra muy limitado.


No existe en todo el país una línea de ferrocarril, por lo que el medio para desplazarse con rapidez a las ciudades más importantes es utilizando los servicios de vuelos domésticos en pequeñas avionetas. El ingreso de visitantes extranjeros al país no fue autorizado hasta la década de los 70. La moneda del país es el ngultrum, que tiene el mismo valor que la rupia india.

CLIMA

Bután tiene un clima muy diverso, dependiendo de la altitud y de los monzones. En las regiones del sur, persiste el clima tropical, con temperaturas de 15 ºC en invierno y por encima de los 30 ºC en época estival, mientras que en las zonas más montañosas los termómetros pueden caer a temperaturas bajo cero en enero y no superar los diez grados en verano. Las precipitaciones también varían según la zona, ya que si en el Himalaya caen menos 500 mm cada año, en el sur pueden llegar a los 5000. En los meses invernales, los cielos suelen presentarse despejados. La época de los monzones dura de junio a septiembre

GASTRONOMÍA

Los platos de Bután se caracterizan por su fantasía y sus exóticas combinaciones. Dado el control turístico, los viajeros suelen comer en los hoteles (cuyos buffets ofrecen platos bastante variados), pero se pueden concertar algunas cenas en restaurantes locales para saborear alguna ración casera, ¡pero muy picante! La cocina butanesa se basa principalmente en el chile. El plato más popular es el ema datse, elaborado con enormes y verdes brotes de chile bañados en una salsa de queso. Aunque abunda el arroz blanco, los butaneses prefieren otras variedades coloridas de arroz, como el arroz rojo.


 En lugares de gran altitud, el ingrediente principal es el trigo. También se ofrece cocina al estilo tibetano, como los momos (budines de frutas) y los thukpa (tallarines). En estas regiones frías se consume mucho tocino debido a su alta aportación de calorías, pero pocos turistas lo comen ya que a menudo está rancio.


Hay poca carne en todo el país; los más carnívoros tendrán que estar preparados para una dieta mayoritariamente vegetariana, pero saludable, a base de lentejas y otras legumbres, arroz, cereales, y postres lácteos, hechos principalmente de mantequilla de yac. Es habitual ver a los butaneses con las encías teñidas de rojo, debido a que mascan incesantemente una pasta llamada doma o buyo, hecha de pasta de nuez de areca y cal envuelta en una hoja de betel, muy picante y adictiva como el tabaco.


 Siempre se tiene la opción de comer cocina india u occidental, por lo tanto sin ser Bhután un paraíso culinario la oferta gastronómica es bastante razonable.


Entre las bebidas típicas podemos encontrar el chang, la cerveza local y el arra, que es un licor muy particular pues es destilado del arroz, el maíz y el trigo.

COMPRAS


Un hermoso recuerdo del país son las muestras representativas de la artesanía popular de Bután. En las aldeas del país se confeccionan cestas de un fino trenzado de caña. Con tiras muy estrechas de este material se fabrican maravillosas combinaciones. También es común el tejido de la seda, la lana y el algodón. Los telares que se consiguen son de una belleza inigualable. Otras fabricaciones características de Bután son las máscaras y las artesanías realizadas con el procedimiento de fundición de metales, gracias a lo cual se producen campanas, espadas y piezas de orfebrería. Si va a realizar alguna compra, es común el regateo, especialmente con las adquisiciones en las calles.


Las principales compras que se pueden hacer en Bután son productos con alto contenido espiritual y religioso. Así, los Libros de Oraciones butaneses son sagrados manuscritos sobre un papel hecho a mano y decorado con grabados. La preciosa artesanía local ofrece máscaras de vivos colores y «molinillos de oraciones», fabricados en madera tallada y metales nobles.


Se pueden adquirir, además, los «thangkas», pinturas o bordados budistas, que se enrollan en un cilindro cuyos bordes están hechos de brocados de seda. Los thangkas suelen decorar las paredes de los monasterios y las propias casas de los butaneses a modo de talismán, para protegerles de los malos espíritus. La artesanía textil comprende la lana, el algodón y la seda, como el «gho» que visten los hombres, o la «kira» que llevan las mujeres; ambas vestimentas son obligatorias para la gente local. Todos estos productos están a la venta en los mercadillos de Thimbu y de Paro a precios muy modestos, pero hay que tener en cuenta que está prohibido sacar del país figuras de Buda y antigüedades.

FIESTAS DESTACADAS

La fiesta del Tsechu celebra la llegada del santo del budismo mahayana Guru Rimpoche, los Tsechus se celebran anualmente en cada distrito aprovechando las paradas entre la siembra y la recolección. Casi todos los monasterios budistas de Bhután están cerrados para los extranjeros excepto en el periodo Tsechu.


 La Bendición de los Arrozales. Dentro de las fiestas más importantes que se celebran en el país, encontramos la denominada "bendición de los arrozales" que se da cita en la primavera. En esa época se realiza una larga procesión que lleva a hombres y mujeres a descender de la colina hasta el primer campo regado, pues se mantienen a los demás secos hasta pasado el evento. Una vez abajo, los hombres se quitan las ropas y las mujeres corren a arrojarles copos de barro. A continuación de escenifica una batalla en el agua en la que ganan las mujeres echando a los campesinos del campo en un gesto que se considera como de buen augurio para una cosecha abundante.


Las Bodas. Una de las costumbres más singulares de Bután es la manera en la que celebran las bodas. La ceremonia dura varios días y comienza en el umbral del dzong cuando la futura suegra recibe a la esposa y le ofrece la blanca faja augural. La esposa recibe la bendición del lama en el patio del dzong y luego se dirige a la habitación donde la espera el marido. Ahí se intercambian otras fajas blancas de buen augurio. Posteriormente, se sientan junto al altar y se les sirve el té de azafrán arroz dulce. Luego el lama ofrece una oración y se coloca en el centro de la habitación un gran recipiente lleno de chang (cerveza) y el lama lo ofrece a la pareja que luego de probarlo recibe la bendición. Después, cada invitado ofrece una faja augural al esposo y otra a la esposa.

¿Quieres recibir nuestro newsletter?



Enviar